Actualidad
Carbono del suelo se mide más fácilmente con espectroscopia

Carbono del suelo se mide más fácilmente con espectroscopia

Tags de búsqueda: Espectroscopia, ciencia, investigación, espectrómetros, análisis de suelos, aplicaciones biomédicas

Imagen: El carbono orgánico contribuye a mitigar el cambio climático

 

La espectroscopia, técnica de amplio uso en aplicaciones biomédicas, también es más rápida, eficaz, menos dispendiosa, no destructiva y sencilla que los análisis convencionales para medir el carbono del suelo.

 

Felipe Fernández Martínez, magíster en Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL), centró su trabajo de investigación en la espectroscopia de reflectancia difusa en infrarrojo cercano (NIR por sus siglas en inglés), una alternativa para la estimación rápida y económica del stock de carbono orgánico en el suelo (SCOS), el cual contribuye a la mitigación del cambio climático.

 

El investigador afirma que el SCOS es un aspecto determinante para evaluar la calidad de los agro-ecosistemas, y a su vez cumple una función fundamental en la mitigación del cambio climático, por lo que es ideal monitorearlo a diferentes escalas espaciales y temporales, lo cual representa una inversión de recursos difícil de satisfacer.

 

Gracias a su trabajo estimó con un alto grado de representatividad el SCOS en un oxisol de Colombia, específicamente en la altillanura del Meta.

Un oxisol es uno de los siete tipos de suelo que hay en Colombia y que según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) son los suelos más evolucionados, son rojos y se hallan sobre todo en los Llanos Orientales.

 

El experto señala que hoy se tienen pocas referencias sobre el SCOS de la región del trópico de Colombia (oxisoles tropicales), por lo que es necesario generar conocimiento sobre la capacidad de almacenamiento de carbono orgánico y estudiar su variabilidad para crear información que se considere en procesos productivos establecidos en dichos suelos”.

 

En las 248 hectáreas de la zona de estudio se recolectaron 313 muestras de suelo distribuidas en cinco profundidades definidas: 0-10, 10-20, 20-30, 30-40 y 40-50 cm.

 

A cada muestra se le determinó contenido de carbono orgánico del suelo (COS), densidad aparente, fracciones texturales y porosidades por medio de metodologías convencionales de laboratorio y por espectroscopia en NIR.

 

Según el investigador, los contenidos de COS pueden variar según el tipo de suelo y el manejo productivo que se tenga establecido para estos, y a su vez se cuenta con diferentes metodologías tradicionales de laboratorio para determinarlo, y escalas para interpretarlo.

 

Modelo replicable

Los suelos del Meta se caracterizan por ser rojizos, con alto contenido de hierro y aluminio, entre otros minerales, por lo que el modelo elaborado a partir de la espectroscopia serviría para otros suelos oxisoles tanto de Colombia como de otros lugares del planeta.

 

Así mismo, el investigador señala que aunque otro tipo de suelos, como los de los páramos, tienen diferentes características –como los contenidos de carbono–, con la misma metodología se puede construir un modelo para estos.

 

Destaca además que varios de los estudios de espectroscopia se enfocan justamente en construir bases de datos robustas con diversos tipos de suelos para elaborar modelos de estimación de varias propiedades, no solo de carbono, así que esta metodología sí se puede replicar en otros suelos.

 

Agrega que “al momento de validarlo e implementarlo es recomendable realizarlo con suelos del mismo orden o similares a los que se usaron para construir el modelo”.

 

Alternativa económica de medición

El muestreo de suelos ha sido la herramienta tradicionalmente usada para abordar los estudios de suelos y desarrollar prácticas para lograr un manejo eficiente de estos. Sin embargo, este y los análisis de laboratorio suelen ser de poca celeridad y de costo elevado, por lo cual es primordial acudir a técnicas que reduzcan los costos, la mano de obra y el tiempo requeridos para el procesamiento y la interpretación de datos, y, lo más importante, que sean precisos.

 

La espectroscopia se puede considerar como una alternativa viable para abordar el estudio del SCOS.

 

En la imagen: Zona de estudio, uso de los suelos de la altillanura plana del Meta. Fotos: Felipe Fernández, magíster en Ciencias Agrarias de la UNAL.

 

 

El oxisol es uno de los siete tipos de suelo que existen en Colombia

 

En la imagen: El investigador Felipe Fernández Martínez con los profesores Jesús Hernán Camacho Tamayo y Yolanda Rubiano Sanabria.

 

Publicación 05/abril/2021

 



Fuente:
Unimedios, Agencia de noticias UNAL, Universidad Nacional de Colombia

En Equipos y Laboratorio de Colombia estamos listos para asesorarle.

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Redes sociales
Síguenos en Facebook Instagram Síguenos en Twitter Síguenos en Linkedin Conversemos aquí Llámanos en este momento para atenderlo.

Contáctenos
Teléfono(574) 4480388

Titulo..

Mensaje..

×