Certificado de Calidad Icontec






    
 
 

 
TIPOS DE MANOMETRO

La gran variedad de manómetros existentes en el mercado, se ha originado por sus innumerables
aplicaciones en la industria. Sin embargo el tipo más utilizado es el manómetro de Bourdon y sus
variantes, aunque es necesario tener presente el intervalo de presiones en el que se trabaja y la
exactitud que se requiera.

Manómetro Bourdon.


El principio de medida en el que se basa este instrumento es el sensor conocido como tubo Bourdon.
El sistema de medida está formado por un tubo aplanado de bronce o acero, cerrado , en forma de
“C” de ¾ de circunferencia para la medición de bajas presiones, o enrollado en forma de espiral para
la medición de bajas presiones y que tiende a enderezarse proporcionalmente al aumento de la
presión; este movimiento se transmite mediante un elemento transmisor y multiplicador que mueve la
aguja indicadora sobre una escala graduada. La forma , el material y el espesor de las paredes
dependen de la presión que se quiera medir.
El conjunto de medida está formado por un tubo Bourdon soldado a un racord de conexión, Por lo
general este conjunto es de latón, pero en el caso de altas presiones y también cuando hay que medir
presiones de fluidos corrosivos se hacen de aceros especiales.
La exactitud de este tipo de manómetros depende en gran parte del tubo, por esa razón sólo deben
emplearse tubos fabricados con las normas más estrictas y envejecidos cuidadosamente por los
fabricantes
El elemento de transmisión incorpora una biela para su ajuste.
La norma aplicable para los manómetros Bourdon es la UNE-EN 837-1
El almacenamiento y transporte del aparato deberá realizarse con el normal cuidado al tratarse de
elementos muy sensibles a los golpes y vibraciones.
Los manómetros industriales pueden dividirse según distintas características:
Por su diámetro, es decir por el tamaño de la esfera en la que puede leerse la indicación de la
presión para la que está diseñado el aparato. Los más corrientes son los siguientes diámetros
nominales en mm.: 40, 50, 63, 80, 100,160 y 250 mm.
Los diámetros 40 y 50 mm. Son habitualmente utilizados en conducciones para presiones
comprendidas entre 2,5 bar y 60 bar, y en modelos muy económicos con conexiones en latón, cajas
protectoras en ABS y precisiones del 2,5%, aunque es posible su fabricación en otros rangos de
presión, materiales y precisiones. Industrias típicas que utilizan estos manómetros son: reguladores
de presión, neumática, industria contra incendios, etc.
El diámetro 63 mm. Es habitual en la industria para conexiones de ¼, y el diámetro 100 para
conexiones de ½. Es corriente su utilización en todos los materiales dependiendo de la aplicación a
cubrir, desde aparatos en caja de ABS o acero, hasta manómetros fabricados íntegramente en acero
inoxidable, pasando por los manómetros llenos de glicerina con conexiones en latón y caja protectora
en acero inoxidable.
Los diámetros 160 y 250 mm. Son habitualmente utilizados para aplicaciones de laboratorio y lo más
común es que se fabriquen en acero inoxidable y/o en precisiones elevadas (0,5%, 0,25%,...etc.)
Pero insistimos en que cualquier variación de medidas, materiales, precisión y rango son en principio
posibles, otra cosa es que sean tan poco frecuentes que se conviertan en prototipos.

Por su elemento sensible, es decir por el componente mecánico elástico utilizado como elemento
que genere la deformación proporcional a la presión.
Habitualmente la elección de ese componente está en función del rango de presión a medir
Cápsula o membrana para presiones comprendidas entre 5 mbar y 600 mbar.

Fuelle : formado por un fuelle metálico con o sin resorte, y utilizado para medir presiones
relativamente bajas ( hasta 7 bar) y presiones absolutas.

Tubo bourdon para presiones comprendidas entre 1 bar y 60 bar.

Tubo helicoidal para presiones superiores o guales a 100 bar

 

Por los materiales utilizados en su fabricación:


Sistema de medida en latón y el resto en los materiales más baratos posibles tales como ABS o acero
Mixtos con sistemas de medida en latón y cajas protectoras en acero inoxidable, habitualmente
utilizados llenos de glicerina para amortiguar las vibraciones mecánicas
Inoxidable: con sistemas en Inoxidable AISI 316 y cajas protectoras en acero inoxidable llenas o no
de liquido amortiguador ( glicerina* )
* cuando los manómetros llevan contactos eléctricos suele utilizarse como líquido amortiguador la
silicona que no es conductiva.


Por si llevan líquido amortiguante: en este caso se diferencia entre manómetros secos ( sin líquido
amortiguante) y manómetros con glicerina .


Manómetros de columna líquida:


Este tipo de manómetros es la forma más sencilla de dispositivo para medir presiones, donde la
altura, carga o diferencia de nivel, a la que se eleva un fluido en un tubo vertical abierto conectado a
un aparato que contiene un líquido, es una medida directa de la presión en el punto de unión y se
utiliza con frecuencia para Mostar el nivel de líquidos en tanques o recipientes.
Puede utilizarse el mismo principio con indicadores de tubo en U, en el cual, conocida la
densidad del líquido empleado en él, la carga o altura constituye una medida de la presión
relacionándola con la correspondiente a la atmosférica. La figura 1a muestra el manómetro
fundamental de tubo en U. Otro dispositivo equivalente (figura 1b) , cuando es necesario ( como en el
caso de la presión de un gas) que la presión se mida por la altura o carga de algún fluido distinto de
aquel cuya presión se busca.

La mayoría de estos manómetros pueden ser utilizados como manómetros abiertos o como
manómetros diferenciales, cuando indican la diferencia entre dos presiones diferentes de la
atmosférica. El fluido manométrico que forma la columna líquida en estos indicadores puede ser
cualquier líquido que no se mezcle con el fluido a presión. Para altos vacíos o presiones elevadas y
grandes diferencias de presión el líquido del medidor debe ser de una gran densidad por esto casi
siempre se utiliza como fluido manométrico el mercurio y para las bajas presiones líquidos de menor
densidad como el agua, alcohol, kerosén, etc.


Los manómetros abiertos dan lecturas en altura, cm. de mercurio o altura de fluido
manométrico, luego para el calculo de la presión manométrica del fluido de proceso ( punto A de la
figura 1a) se recurre a fórmulas como la siguiente:


da = ( Hm dm – K dm ) g / gc


Donde :


da es la densidad del fluido A
dm es la densidad del mercurio
K es la distancia entre el fluido manométrico y el fluido cuya presión se quiere averiguar.
g es la aceleración local debida a la gravedad
gc es una constante adimensional

Dentro de los manómetros diferenciales tenemos el tubo en U diferencial, el cual mide la diferencia de
presiones entre los orificios de toma A y B ( figura 3) en altura de fluido manométrico , luego la
diferencia de presión se expresa mediante la siguiente ecuación.

da – db = ( Hm(dm – da) + kada – kbdb) g / gc
donde
ka, kb son las distancias verticales de la superficie del fluido manométrico por encima de A y B
respectivamente.
da , db son las densidades de los fluidos en A y B.
Otro tipo, es el tubo en U diferencial invertido ( figura 3), en el que el fluido que llena el tubo
en U puede ser un gas o un fluido ligero, y el cual es frecuentemente usado para medir diferencia de
presiones en líquidos cuando las columnas abiertas líquidas son extraordinariamente elevadas, o
cuando el líquido a presión no puede exponerse a la atmósfera.

 

Por último están los manómetros de columna liquida que miden directamente la presión
absoluta del fluido, siempre que el espacio encima del mercurio sea el “vacío total o el vacío
perfecto”, luego en una medida con referencia a una presión nula, como los tubos en U cerrados (
figura 4) o el barómetro de mercurio que registra directamente la presión absoluta de la atmósfera en
función de la altura de la columna de mercurio ( figura 5). La presión barométrica normal es 760 mm
Hg a 0ºC ( equivalente a 14,7 lb/pulg2 o a 1 atm ).

Cuando la presión se mida en términos de una altura de columna de liquido, que no sea de
mercurio o de agua ( para los cuales ya se conoce el valor de la presión estándar o normal) es fácil
convertir la altura de un liquido a otro por medio de las siguientes expresiones:

p = dgh/gc
en donde;
d = densidad del liquido
h = altura de la columna
Obteniendo la relación de esta expresión para dos sustancias diferentes se tendrá la relación
entre las alturas de las dos columnas de liquido.
Altura fluido 1/ altura fluido 2 = densidad fluido 2 / densidad fluido 1.

Una variante de este tipo de manómetros son los manómetros de columna inclinada usados para
medir diferencias de presiones muy pequeñas, ya que estos tienen la ventaja sobre los manómetros
de columna de liquido por la amplificación de la lectura. El tubo en U inclinado ( figura 10) se utiliza
porque la longitud de la altura o carga puede multiplicarse varias veces por la inclinación de la
columna liquida y la escala será mas ancha. Si la lectura R se toma como se indica y R0 es la lectura
cero. Hm estará dado por Hm = ( R – R0 ) sen O y el calculo de ( dA – dB ) es de la misma forma que
para el tubo en U vertical

 

 



  
 
 
   
















 
 
 

© Copyright Equipos y Laboratorio de Colombia S.A.S. 2011 - 2012.
Todos los Derechos Reservados
Calle 47D N° 72-83. PBX: 57 + (4) + 4480388 Fax: 4125666
Celular: 3014765347
E-mail:  info@equiposylaboratorio.com  
Venta de termohigrómetros análogos y digitales en oferta.
Medellín - Colombia - Suramérica